Hoy quienes dicen que trabajan por resolver los problemas, preocupaciones y necesidades de los ciudadanos, han cortado el debate de una Ley urgente del Derecho a la vivienda en la Asamblea de Madrid, a favor del status quo. Otra traición a la ciudadanía desde los despachos.

 

Sin embargo nosotras ya hemos ganado esta pelea frente a quienes nos quieren invisibles y te dicen que “no se puede”. Hemos demostrado al poder que tenemos soluciones donde él no tiene voluntad de legislar y somos capaces de organizarnos, de poner negro sobre blanco que no se ganan el sueldo ni entienden la prioridad de quien padece desigualdades criminales.

 

Desde la precariedad de la gente de a pie, sin medios técnicos ni económicos, sin liberadas, hemos logrado llevar a cabo un reto más. Hemos cumplido con nuestra parte llevando al Parlamento regional una ley para rescatar familias, calentar hogares y frenar abusos. Sí se puede y hoy estaba en manos de PP y CS cumplir su parte en la Asamblea de Madrid, respetando los 77000 avales, y desgraciadamente no han asumido su responsabilidad de dialogar y de tomar en incumbencia los derechos humanos. Estamos hartas del papel mojado y promesas electorales incumplidas.

 

No tienen derecho a ensuciar tu derecho constitucional con excusas, mentiras y blablabla que no resuelve nada, no tienen derecho a llamarse política útil cuando tenían cientos de informes de organizaciones a favor, dictámenes de la justicia europea y hasta una condena del comité de derechos sociales de la ONU sobre la mesa.

 

Si unos políticos lamentables no son capaces de entender que era imprescindible debatir esta ley para todas, que nuestro esfuerzo es el del pueblo ejerciendo sus derechos frente a la impunidad de la banca… y en vez de respetarlo, cuidarlo y hasta alentarlo…  se ponen nuevamente de parte del 1% más rico frente al 99% entonces deberán asumir las consecuencias. 

 

Ya nos levantamos en 2013 cuando el PP desahució la ILP en el Congreso y hemos obtenido miles de victorias, porque hay vidas en juego y los anhelos de varias generaciones y esa fuerza es impahrable. 

 

Podrán postponerlo, pero no derrotarnos. Nacimos para cambiar las leyes y ganar derechos, cueste lo que cueste. Sentíos orgullosas, porque vamos a disputarles todos los desahucios y todos los abusos de bancos y suministradoras, por justicia social.

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!